Sygnus (El Cisne) representa la transformación que se origina en los desafíos que enfrentamos en nuestra vida cotidiana y, la reflexión interna para considerar nuestras vivencias, expectativas y competencias que nos permitan resurgir como seres apropiados de nuestra esencia.


lunes, 9 de mayo de 2011


Psicología de la Salud


 ¿Qué  es?
 En la antigüedad, la mente y el cuerpo eran concebidos como dos dimensiones de una misma unidad. El modelo médico tradicional consideraba la salud como algo que había que conservar o curar frente a las agresiones (accidentes o infecciones). Actualmente se considera a la salud como algo que hay que desarrollar.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud como: un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. Esto incluye un componente subjetivo importante.
Ahora se sabe que la salud física está ligada al ambiente psicológico y social, lo que implica que el tratamiento de la enfermedad y pronóstico de recuperación va a estar afectado por factores como la relación médico-paciente; las expectativas frente al dolor y la sensación de bienestar y el estilo de vida, aspecto que otorga a cada persona una responsabilidad sobre su condición de salud.       
Las intervenciones con esta nueva perspectiva, permiten el surgimiento de la Medicina Conductual y la Psicología de la Salud. Aparecen así las técnicas de modificación de conducta aplicadas al campo de la salud. Este interés surge debido al cambio en la prevalencia de las enfermedades infecciosas a enfermedades crónicas, así como al costo elevado de los cuidados de salud.     
Se empieza a considerar que las enfermedades crónicas se deben a causas múltiples que incluyen factores psicológicos, sociales, culturales y medioambientales, por lo que requieren un manejo diferente del de los estados mórbidos que son producidas por agentes patógenos específicos.
Esto se contraponía al modelo biomédico tradicional, donde se explicaba la enfermedad en términos de variables biológicas mensurables, por lo que la conducta social no era un aspecto a considerar.
  
La  Salud  es  Integral

En 1977, Engel planteó un modelo alternativo, el biopsicosocial. Se basó en la importancia de considerar los factores psicológicos, sociales y culturales junto a los biológicos como determinantes de la enfermedad y el tratamiento, para lo que se debía tener en cuenta al paciente, el contexto social en el que vive y el papel del o la profesional en medicina y el sistema de cuidados de salud.
De esta manera, se establece que nuestra salud está influida por nuestra conducta (hábitos saludables, buscar cuidados médicos, acatar las recomendaciones, etc.), nuestros pensamientos y relaciones sociales.
Los estados psicológicos también influyen en nuestra salud: sentimientos y emociones pueden tener efectos positivos o negativos en nuestro bienestar físico. Sentimientos de ser amados pueden ayudarnos a tratar con situaciones estresantes, pueden reducir el dolor y sufrimiento y acelerar el proceso de curación. El estado psicológico con más claros efectos negativos sobre la salud es el estrés, extendiéndose desde la enfermedad cardiaca coronaria al cáncer y supresión del sistema autoinmune.
Matarazzo (2002), habla de inmunógenos conductuales: conductas que reducen el riesgo del sujeto a la enfermedad, como la asociación entre la longevidad y 7 conductas de salud: dormir de 7 a 8 horas, desayunar todos los días, hacer tres comidas al día sin picar entre ellas, mantener el peso corporal dentro de los límites normales, practicar ejercicio físico regularmente, uso moderado del alcohol o no beberlo, y no fumar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario